Descubra los mejores hoteles y viajes en México, América Central, y América del Sur

Four Seasons Buenos Aires

Posadas 1086/88, Buenos Aires

Siguiendo su tradición de nunca dormirse en los laureles, el FS Buenos Aires acaba de completar una impresionate renovación de 40 millones de dólares. En ella ha vuelto a las tradiciones argentinas, y una lujosa temáica de polo aparece en todo el diseño interior del hotel.

Four Seasons Argentina
© Four Seasons Buenos Aires

Para ser claro, el impecable Four Seasons Buenos Aires no necesitaba una renovación. Disfruta de una larga historia de ser uno de los hoteles más superiores de Suramérica, y definitivamente de los mejores en Argentina. Prestigiosos huéspedes como Bono y Madonna o el Dalai Lama han quedado lo suficientemente impresionados con el hotel como para querer regresar una y otra vez.

Con las renovaciones, el hotel ha tomado decisiones de diseño audaces. Se ha distanciado de la opulencia de sus competidores como el Alvear Palace, y ha mantenido un estilo de clase y un rico sentido de lujo. Los que se han hospedado en el hotel antes puede que duden que se trate del mismo lugar. Atrás han quedado los formales días de colores dorado y crema—la moderna entrada ahora es de de ébano macassar pulido, llamativas pantallas de metal en plata y una recepción hecha de piedras semi-preciosas de Suramérica en colores azules brillantes. Los techos están adornados con lámparas esculturales similares al trabajo de Dal Chihuly, y el aire está perfumado por una fragancia Bayo hecha por el perfumista local de Fueguia en 1833. Cada elemento de diseño, desde los cuadros al cuero repujado, habla de la tradición porteña de polo y el amor por la excelencia en el diseño.

Four Seasons Buenos Aires
© Four Seasons Buenos Aires

Algo que no ha cambiado en el Four Seasons es su compromiso a un servicio sin parangón. No importa si es un príncipe de medio oriente o una pareja en su luna de miel, los empleados hace que toda persona se sienta especial cuando atraviesan sus puertas. Los que son tratados más como un miembro de la familia real son los chicos. Existen sorpresas para ellos como canastas de juguetes, productos de tocador para niños como pasta de dientes para niños y burbujas, juegos de mesa en los habitaciones y servicio al cuarto que incluye cosas como palomitas dulces. Aunque muchos hoteles de lujo aceptan niños, pocos hacen un esfuerzo extra para hacerlos sentir bienvenido como lo hace el Four Seasons.

El Four Seasons Buenos Aires ofrece 116 amplias habitaciones y 49 suites de lujo. Siete de esas suites son únicas e irrepetibles (remodeladas en 2007) y se encuentran en la mansión Belle Époque contigua, que ofrece el máximo de privacidad, con entrada propia. En el edificio principal, el espacio entre la cama y el baño ahora está dividido por puertas corredizas cubiertas de cuero, un toque para evocar la temática de polo en el hotel. En el mismo sentido tienen tiradores cubiertos en cuero, molduras decorado con clavos y lámparas talladas en forma de caballo, y las impresionantes cabeceras de camas, de alpaca tallada por artesanos locales, enmarcan camas cubiertos con cobijas y alhomadas de plumón. Los acabados de los baños incluyen nogal pulido, mármol italiano color marfil, azulejos de vidrio color azul y turquesa, más tecnología como un televisor LCD colocado dentro del espejo. Hay teléfonos inalámbricos con varias líneas, un reproductor de Cds, wifi cortesía, productos de baño marca L'Occitane, servicio de limpieza dos veces al dia, y ventanas de doble vidrio. Estos son solo algunos de los detalles que aseguran una buena experiencia. El Four Seasons es el único hotel de lujo en la zona de Recoleta que puede ofrecer una increíble vista desde cada habitación—de la ciudad, de la hermosa mansión al lado o del jardín en el patio de abajo, que cuenta con la única alberca con calefacción en la zona.

Restaurante de Four Seasons
© Four Seasons Buenos Aires

Al lado de la alberca (allí encontrará protector solar y loción para después del sol para cada húesped), hay un gimnasio gigante que está abierto 24 horas al dia. Después del ejercicio, se puede ir al spa al lado. Congruente con la temática argentina del hotel, pruebe un masaje de vino por 80 minutos—un homenaje del amor al Malbec que tienen en el país.

Para comer, el Four Seasons Buenos Aires ha bajado la formalidad y ahora ofrece dos restaurantes distintos. Elena (nombrado por Elena Peña Unzué, una novia que recibió La Mansión como regalo de boda en los 1920s) es como un comedor familiar argentino—animado, pero cómodo y lleno de energía. El abundante desayuno del hotel se sirve aquí, en una cocina abierta. Elena es amplio y ofrece versiones nuevas de los platos tradicionales argentinos, importante para la nueva temática de tradiciones argentinas del hotel. Una escalera espiral le guía a un nivel de balcón, perfecto para cenas o eventos privados, y la cava de vinos ofrece una impresionante variedad de vinos locales.

Four Seasons Elena RestaurantInspirado por el deporte de los reyes, el nuevo bar, el Pony Line, expresa la elegancia casual del estilo de vida de La Dolfina polo. El bar puede ser clasificado como rústico pero refinado, con áreas privadas para comer en forma de caballetes y baúles cubiertos en piel para las mesas de cócteles. El Pony Line es el lugar perfecto para relejarse después de un día en los campos de polo o haciendo compras en el cercano Patio Bullrich. No se puede perder el extenso menú de gelatos, que lleva a los sabores de gelato argentino a sus límites—por ejemplo, el inolvidable queso de cabra con higo, un cremoso sabor de zanahoria vegano, o un sabor cítrico tan agrio que le dolerá la mandibula (de placer).

El Four Seasons Buenos Aires ha mantenido todo aquello que a los huéspedes les gustaba antes de las renovaciones, incluyendo, por supuesto, su compromiso a brindar un servicio personalizado. Lo que han logrado las renovaciones es convertirlo enun hotel mucho más relejado—toda la formalidad se fue mientras que la elegancia y una conexión distinta a la cultura argentina ha quedado.

Reseña por Cathy Brown, fotos courtesía de Four Seasons.

Sitio Web: www.fourseasons.com/buenosaires
Número de Habitaciones: 116 habitaciones, más 49 suites
Tarifas Publicadas: $465 - $8000