Descubra los mejores hoteles y viajes en México , América Central, y América del Sur

Hosteria Las Balsas

Bahia Las Balsas, Villa La Angostura, Patagonia

Ubicada al otro lado del lago respecto de Bariloche, la villa de 15 habitaciones de la marca Relais & Chateaux en Las Balsas atrae a amantes de la comida y de hoteles pequeños que quieren descansar con estilo.

Hosteria Las Balsas

Es fácil sentirse en un mundo encantado a orillas de un lago en Las Balsas, fuera de civilización, el ruido y el caos. A orillas del lago Nahuel Huapi, más cerca de Chile que del aeropuerto de Bariloche, Las Balsas es un hotel boutique íntimo que se siente como la casa de campo de lujo de una amiga. El renombrado restaurante atrae comensales de muy lejos, y muchos de los que visitan para comer regresan para reservar una noche.

El traslado desde el aeropuerto es una cortesía pero aquellos que vienen manejando tiene que buscar el camino de terracería y continuar a los tumbos hasta llegar a un lugar recluido. Al final verán un gran chalet de madera color azul y piedra, con solo 15 habitaciones pero muchos servicios. La sala de estar principal está dentro de un gran espacio con una chimenea amplia, pesados muebles de madera, muchos libros y pisos de madera. Al lado hay una sala de leer con sillas cómodas, ubicadas a un lado de la ventana y que invitan a relajarse. Un pequeño bar ameniza con un muy bien surtido ce licores de alta calidad.

El chef Pablo Campoy dirige el restaurante que es por mucho uno de los mejores en la zona, más osado e innovador que la muestra tradicional del Llao Llao, pero no tan extravagante que solamente atrae a los que han visto todo. Una lista de 2000 botellas de vino complementa una cocina que denota toques internacionales e ingredientes locales. La sopa de elote con sorbete de pimientos, venado y camarones es un muy buen y popular ejemplo y aquí el cordero viene con un cous–cous hecho con frutas secas. Guarde espacio para postres increíbles como espuma de dulce de leche con sorbete de frambuesa o crama de cachuate pralinĂ© con chocolate y un biscotti cítrico.

Afuera, el ambiente al lado del lago es tranquilo y acogedor, con senderos, una terraza, y un muelle. Si el personal tiene suficiente tiempo pueden organizar viajes por lancha en el lago. Un pequeño puesto de esquí está a poco pasos y uno más grande, en Catedral, a una hora más o menos.

Parece raro que Las Balsas ofrezca paquetes de spa para un hotel con sólo 15 habitaciones, pero aqui el spa no es un servicio adicional. Ubicado en su propia estructura circular realzada con buenas vistas y luz natural, las superficias de piedra y madera le invitan a disfrutar el bueno gimnasio, la tina remolino, salas de masaje (incluyendo una circular con su propio segundo piso), sala de relajación, y alberca interior con calefacción que se extiende a la terraza exterior. Inclusive tienen equipo para pilates.

Un gran televisor de alta definición con sonido envolvente está en la sala de juegos pero no hay televisión en las habitaciones. Hay 12 habitaciones estándar, todas con vista al lago, todas bien equipadas, pero por las tres suites vale la pena subir de categoría. Además de ser mucho más espaciosas, tienen bibliotecas hechas con canoas, muebles de lujo antiguos, baños más grandes con áreas separadas para ducharse, y tocadores dobles.

Las estándares tienen una cama queen o dos camas sencillas con edredones blancos, sobre pisos de madera que crujen bajo sus pies. En los clósetes de madera no cabe más ropa que para uno o dos días. Son habitaciones acogedoras que parecen adecuadas para las batas lujosas y los estéreos con CD y minibars que ayudan a relajarse.

Si bien la remota ubicación y las instalaciones limitadas pueden resultar aburridas después del algunos días, para un descanso en serio, con vino excelente y comida gourmet, este es uno de los hoteles mejores de la Patagonia—de los dos lados de la frontera.

Reseña por Tim Leffel, fotos cortes´a de Hosteria Las Balsas.

Sitio Web: www.lasbalsas.com.ar/
Número de habitaciones: 15
Tarifas publicadas: $310 to $500 BB