Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
colombiacolombiacolombiacolombia
Google


104 Art Suites – Bogota

Usaquén, Cra. 18 A # 104 – 77

En el corazón de la escena cultural de un vibrante suburbio de norte de Bogotá, se encuentra este mediano hotel de ladrillos que alberga 20 amplias habitaciones, cada una diseñada por un creciente artista Colombiano. Asi no seas “cool”, aquí te sentirás “cool”.

Mientras la mayoría de las cadenas de gran nombre y los hoteles de lujo colonial restaurados en Bogotá se adhieren a la zona del centro de la ciudad, un tanto esquemático, o en La Candelaria, lugar de reunión de estudiantes – aquí es donde la mayoría de los museos y lugares de interés histórico se encuentran -, 104 Art Suites se eleva frente a un pequeño parque en el lujoso suburbio de Usaquén. Si bien las grandes atracciones estan a veinte minutos en taxi, los distritos del norte son el hogar de comida espectacular, compras y vida nocturna.

Abierto en el 2006, el hotel se ha convertido en un ícono del estilo contemporáneo que se ve emergiendo en la ciudad. Desde el exterior, el edificio de ladrillo poco destaca de los demás edificios a su alrededor. Todo eso cambia con el primer paso dentro del hotel. El llamativo muro rojo y blanco y las sillas futuristas de la zona del bar/recepción se ven compenetradas por un pasillo donde las paredes son de terciopelo rojo y el área del comedor es presentada con una pared llena de espejos con marcos dorados. Todos los espacios y ángulos tienen algo de interés. Los pasillos superiores son simples: grandes ventanales en cada extremo con fotos o pinturas enmarcadas sobre las paredes de ladrillo.

La idea en crear la propiedad era que la estética del arte te ayude a disfrutar de tú estadía. Cada habitación es única y diseñada por un fotógrafo, diseñador, pintor, artista de graffiti, o un arquitecto de interiores. A menos que estés involucrado en la escena artística colombiana, es probable que no hayas oído hablar de ninguno de los artistas involucrados. Sin embargo, cada uno resalta. La mayoría de las habitaciones tienen una base blanca con toques de arte moderno en las paredes o en el techo. Por ejemplo, la habitación 301, diseñada por Santiago Monge, cuenta con imágenes de tamaño real en las paredes de la Mujer Maravilla y las conejitos de Playboy. Mi habitación, 304, diseñada por Santiago García, cuenta con una instalación de pinturas y fotografías que han tomado toda la pared del dormitorio y parte de dos paredes en la sala contigüa.

El arte en las habitaciones no es exagerado. La atención todavía se centra en el confort y las comodidades de alojarse en un hotel; el arte es la decoración. En cada habitación los servicios son más o menos los mismos: 29” LCD TV, cable satélital, DVD, estéreo, sistema de sonido envolvente, conexión Wi-Fi, una habitación a parte con una pequeña cocina, chimenea, oficina y sala de estar. Las suites penthouse cuentan, además, con jacuzzi, cocina y chimenea, mientras que las suites de lujo tienen, además, tina caliente. La mayoría de las habitaciones tienen 207 metros cuadrados, pero las suites más grandes tienen el triple del espacio y valen la pena.

Al igual que el hotel, el restaurante tiene un precio moderado para lo que recibes. Especialidades colombianas como carne de caballos y Ajiaco deben de ser ordenadas por adelantado. Sin embargo, el menú cuenta con una gama de platos de América del Sur e internacionales, como sándwiches, ceviches, empanadas y ensaladas. Un completo desayuno americano está incluído en el precio. El diario happy hour en el bar mantiene a los lugareños en el hotel, aunque nunca lo ví con demasiada gente.

Este es el mejor valor en un hotel de lujo en que me he hospedado, en especial, por las suites. El servicio es excelente y amable. Las habitaciones son limpias y con estilo. Las instalaciones son mejores que muchos hoteles que doblan o triplican el precio. Una desventaja es que estás un poco lejos del Transmilenio que te lleva al centro de la ciudad, aunque los taxis son baratos y tienen carros privados en la puerta del hotel. Cuando el hotel está lleno, y es a menudo, tienen una propiedad adicional con 8 habitaciones - Usaquén-Art Suites - a unos cinco minutos, con habitaciones un poco más pequeña y precios más bajos, aunque muchos de los mejores restaurantes de Usaquén están a dos cuadras de allí.

Si estas buscando una estandía inusual en un barrio local próspero, 104 Art Suites es tú opción en Bogotá.



Dirección Web: www.104artsuites.com
Número total de habitaciones: 20, incluyendo cuatro penthouse suites.
Precios Publicados: $126 a $316.

Reseña y fotos de Nicholas Gill.


Vuelta a Página de Hoteles de Colombia
Vuelta a Página de Destinos

More international flights

Magellans - Your Trusted Source of Travel Supplies

Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio

ExOfficio - Clothes for a Big Planet (468x60)