Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
costaricacostaricacostaricacostarica
Google






 
Finca Rosa Blanca — Santa Barbara de Heredia/TD>

Apartado Postal 41, Heredia

La joya de la corona de un cafetal, este exquisito hotel boutique con un extraordinario diseño informal, que resulta un placer para la vista, es totalmente encantador y demuestra que una fina joya brilla más cuando es complementada por el contexto que la rodea.

Finca Rosa Blanca room

Cuando la familia Jampol decidió construir una casa en su pequeña finca de café en la ladera del volcán Barva ubicado en las afueras de Heredia, contrataron al renombrado arquitecto Francisco Rojas, quien se inspiró en el estilo esotérico de Gaudi. El resultado fue una voluptuosa casa encallada, que sube de manera orgánica desde la tierra. Las plantaciones de árboles y plantas de café han crecido inmensamente y en la actualidad sólo se asoma entre el grueso follaje la circular suite de luna de miel, atrayendo a huéspedes que ingresan por el camino de tierra.

La entrada al edificio principal es una experiencia impactante, ingresando a un balcón circundante con múltiples niveles que cuelga sobre un alto patio de recepción. Las barandas del balcón son de ramas de árbol enceradas; el piso de piedras chatas naturales y brillantes maderas. Esculturas modernas, tejidos indígenas, y una importante colección de cerámicas y adornos eclécticos llenan el soleado interior con un hogar con forma de hongo en el centro y una delgada y larga chimenea que se eleva a través del techo. Un sofá con forma de media luna resulta un cómodo lugar para relajarse frente al fuego y sociabilizar con otros huéspedes o con los dueños Glenn y Teri Jampol que residen alli, disfrutando de un rico vino. En el piso superior, se encuentra una íntima biblioteca que contiene una vasta colección de libros de arte y tiene una computadora para usar Internet, aunque el acceso a wi–fi es provisto en todas las habitaciones.

Los huéspedes ya no comen con los dueños, quienes recientemente agregaron un restaurante excelente — El Vestido — con una opción para comer al aire libre en el patio de madera con una arboleda que provee sombra. Los comensales tienen una experiencia sublime, con ingredientes frescos del jardín orgánico del hotel. El Chef Pedro Alas, entrenado por el internacionalmente reconocido chef Ray Bradley de Nueva York, crea deliciosos platos gourmet con el toque de un maestro. El menú ofrece delicias como sopa de crema de chayotes, aguacate relleno con ceviche de pescado, torta de mousse de chocolate caliente con salsa de zarzamora, y café de estancia. Una cálida sala con chimenea tienta a los huéspedes a ponerse cómodos en el sofá con un licor de café.

El edificio principal tiene 7 dormitorios (incluyendo seis suites junior y una increíble suite, Rosa Blanca), además de seis unidades separadas que ocupan el terreno: una suite master mas cinco suites junior, cuatro de las cuales pueden ser combinadas para formar dos villas. Cada una posee muebles de madera hechos a mano y un mural único y romántico que combina con la decoración general de la habitación. El Cafetal, por ejemplo, está adornada con una encantadora pintura al óleo de una estancia con plantación de café. Mientras que cada habitación es muy atractiva, la suite Rosa Finca con dos niveles es una delicia caprichosa y excéntrica con su inmensa pileta hidromasaje que se asemeja a una pileta natural y su ducha para dos personas que se asemeja a una cascada selvática. Una escalera en espiral que pretende ser un árbol se eleva hacia una habitación circular con una pared de vidrio circundante y una cama de cuatro postes con dosel y cortinas para la perfecta e irrepetible luna de miel.

Glenn (un artista) y Teri (una cocinera consumada) han convertido su casa y estudio de arte en un restaurante y spa que ofrece masaje y tratamientos para cuerpo. Un piscina panorámica alimentada por una cascada, es cobierta por la sombra de altísimos y sólidos árboles. El hotel posee sus propios establos, y se realizan cabalgatas guiadas por las colinas que rodean al hotel, un sendero ecológico lleva hacia el arroyo, pasando por un huerto de árboles frutales y un bosque. El estacionamiento está en un área separada junta a la pequeña fábrica de café del lugar. El experto en café y barista Leo Vergnani brinda unos tours fascinantes de la finca de café orgánica.

Los Jampol están muy orgullosos de su actitud pro ecologista y no han escatimado en gastos para que Finca Rosa Blanca sea un lugar que respeta y protege a la naturaleza. De hecho, esta joya, que aplica lo mejor en protección ambiental, es sólo uno de los dos hoteles costarricenses al cual premiaron con cinco hojas en el programa local Certificación para el Turismo Sostenible del que Glenn fue fundador.



Dirección del sitio web: www.fincarosablanca.com
Número total de habitaciones: 9
Precios publicados: $200 a $300

Reseña y fotos por Christopher Baker


Vuelta a Página de Hoteles de Costa Rica
Vuelta a Página de Destinos


Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio