Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
mexicomexicomexicomexico
Google






Banyan Tree Mayakoba — Riviera Maya

Carretera Federal Chetumal, Puerto Juárez km 298, Playa del Carmen

La primera inauguración de Banyan Tree en las Américas consiste en una obra espectacular que incrementa el nivel en todo el hemisferio. Con un servicio inmaculado e impresionantes villas cada una con su propia piscina, este complejo hotelero único compensa fácilmente su rara distribución e instalaciones divididas.

Inaugurado a mediados del 2009 con una fanfarria que incluyo la asistencia del presidente de México, este impactante hotel se destaca en una zona que esta repleta de exclusivos hoteles turísticos. Ningún edificio supera los tres pisos y hay una vegetación natural que rodea la mayoría de las villas, pero las alas arquitectónicas se elevan por sobre toda la construcción y producen un efecto dramático en contraste con la generalizada arquitectura de baja estatura. Una mezcla de diseño asiático y detalles mayas, cada aspecto del hotel no posee parecido alguno con ningún otro lugar de la zona.

Al igual que sus competidores de la cercana región Mayakoba tales como el Fairmont, Mandarin Oriental, y el Rosewood, este nuevo desarrollo de Banyan Tree fue construido en un estilo que es muy diferente a los típicos hoteles de playa. Rodeado por manglares protegidos, arroyos, y una parte del serpenteante campo de golf de Mayakoba, este es un hotel donde una visita a la playa es una verdadera excursión. La mejor manera de llegar allí es a través de un barco que sale desde el área de la recepción y viaja por entre los manglares, pasando garcetas, anhingas, y falcones. La otra manera es que los huéspedes soliciten un carrito de golf o una de las cómodas bicicletas de paseo y crucen la cancha de golf hasta la playa.

Una vez allí, sin embargo, es muy fácil no querer nada más que quedarse todo el día. Los asistentes preparan sillas de playa y toallas y automáticamente proveen frías y refrescantes toallitas húmedas y agua. Traen bebidas del bar completo que se encuentra al lado de la piscina infinita y uno puede pedir comida para disfrutar en las mesas de las sillas de playa o puede comer en el restaurante con vista al mar. Hay una piscina mas grande cerca de la recepción y otros restaurantes, pero no hay tanta acción allí. “Es difícil encontrar una razón para dejar su villa e ir a otra piscina”, admite uno de los gerentes.

Sin dudas, las villas con piscina propia son como un refugio privado y las piscinas en la mayoría de ellas son mucho más que pequeñas piletas de agua donde refrescarse. Las piscinas mas pequeñas miden 353 pies cuadrados y las de las villas con dos habitaciones miden 549 pies cuadrados (51 metros cuadrados) – más grandes que una habitación de hotel promedio.

Las villas se categorizan por tamaño y ubicación, con algunas que se sitúan en el área del spa, algunas sobre la cancha de golf o laguna, y las más caras que se encuentran directamente sobre la playa. Todas las villas mezclan el espacio interior y exterior, aprovechando un clima muy soleado que no recibe muchas lluvias. Inclusive las villas mas pequeñas de una sola habitación tienen una galería externa, una tina exterior recluida, y una zona de descanso al lado del a piscina. Los dramáticos interiores tienen paredes de vidrio que dan hacia el área de la piscina y son increíblemente distintos de las típicas habitaciones de hotel turístico. Además de los esperables colchones, almohadones y sabanas de lujo, las habitaciones poseen muebles hechos a medida, mucha madera dura, una iluminación suave con inspiración asiática, y múltiples áreas para sentarse.

Los enormes baños tienen un mueble de tocador con forma oval en el centro de la habitación con dos lavabos de cerámica Talavera separados por un espejo circular en el medio. Los inodoros y una ducha interior se encuentran en cuartos separados, así también un vestidor. Detalles tecnológicos incluyen Wi–Fi sin cargo, sistemas de sonido Bose con una base para iPod, grandes televisores con pantalla plana, luces privadas electrónicas, y cajas de seguridad lo suficientemente espaciosas para una computadora portátil.

Las villas mas grandes poseen una segunda o tercera habitación en múltiples pisos con la mayoría de las mismas comodidades, una piscina mas amplia, una sala de estar estilo pabellón con aire acondicionado con otro HDTV y un equipo de audio con sonido envolvente, una maquina de café expres, y una ducha exterior. Las villas con tres habitaciones que están disponibles tienen tres pisos, o son unidades con estilo casa de campo con piscina cubierta, o bien casas completas con cocina sobre la playa. Las que están sobre la playa son para los huéspedes muy pudientes, con más de 5,000 pies cuadrados cubiertos en dos pisos y con algunos de los precios por noche mas altos del país.

El servicio de doblado nocturno es extenso y uno puede agregarle una variedad de servicios, desde una romántica ambientación en la tina exterior con pétalos de flores y champagne hasta un asado de mariscos preparado en su propio jardín.

Los restaurantes en el Banyan Tree Mayakoba son tan refinados como el resto de las instalaciones y el restaurante Saffron Thai es sin duda alguna el mejor de su tipo al sur de los Estados Unidos. Los chefs tailandeses y los camareros ofrecen auténticos y hermosos platos de típica comida thai y mariscos. Además del restaurante de la playa, hay otros dos restaurantes atractivos para elegir. Oriente es el restaurante que esta abierto durante todo el día, sirviendo huevos y un excelente buffet para el desayuno, y platos a la carta de distintas partes del mundo para otras comidas. Tamarind es un restaurante ecléctico, orgánico, y con foco en lo saludable con un menú de platos principales más livianos y ensaladas y es exclusivo para adultos. Una extensa lista de vinos (incluyendo algunas rarezas) se encuentra disponible en los restaurantes que no son de playa y hay un restaurante privado con 14 asientos en la bodega donde se guarda el vino. El salón en el área de la recepción del segundo piso y el área del techo del edificio principal son atractivos puntos para un coctel.

La única desventaja es el medio ambiente: en los meses de mas calor se necesita mucho repelente de insectos para poder comer en el exterior en este entorno de naturaleza protegida, especialmente en las terrazas del restaurante Saffron que están suspendidas sobre la laguna.

En Asia la marca Banyan Tree es mejor conocida por sus redes de spas que por sus hoteles y este es un área donde es difícil ganarles. La amplia instalación del spa aquí es impresionante por sus virtudes físicas, especialmente por la variedad de piscinas de hidroterapia, baños de vapor, y tratamientos a elegir. Sin embargo, lo que verdaderamente lo distingue del resto es su equipo de masajistas tailandeses traídos desde el otro lado del mundo para trabajar aquí, cada uno habiendo completado un mínimo de 200 horas de entrenamiento antes de tocarle la espalda a un huésped.

Este hotel esta lejos de ser considerado un eco-resort y el complejo Mayakoba necesitó mucha destrucción creativa, pero la empresa realiza cantidad de acciones que son equivalentes a un programa de créditos de carbono. La tienda de regalos esta repleta de artesanías compradas directamente de aldeas en Tailandia y México y es agradable ver artículos de tocador almacenados en frascos recargables en lugar de plástico desechable. Todavía existen algunas pretensiones que juegan en contra de la postura pro-ecológica que la empresa se esfuerza tanto en comunicar, tales como la opción de agua de Fiji para cenar (transportada en barco desde el Pacifico Sur) o el agua Voss (traída en barco desde Noruega) cuando hay una planta embotelladora de agua mexicana a solo pocos kilómetros de la entrada del hotel.

Durante mi visita el hotel solo se había inaugurado por completo hacia pocas semanas, sin embargo el personal estaba cumpliendo sus tareas en un nivel que la mayoría de los hoteles tardan años en lograr. Incluso los guardias de seguridad hablan buen ingles, los asistentes lo saludan por su nombre cuando ingresa a un restaurante, y cada persona parece estar trabajando dura y proactivamente para resolver hasta los más mínimos problemas o satisfacer cualquier solicitud – siempre con una cordial sonrisa.

Algunas personas quizás prefieran evitar este hotel por su estrafalaria distribución y otras simplemente considerarán que sus precios están fuera de su alcance. Pero para aquellos que están dispuestos y tienen la posibilidad de pagar lo mejor de lo mejor, pasará un buen tiempo hasta que algún otro hotel pueda superar el nivel de las instalaciones y el servicio extremadamente atento que ostenta el primer Banyan Tree en Latinoamérica.



Dirección de sitio web:www.banyantree.com/enmayakoba/index.html
Número total de villas: 132
Precios publicados: $655 a $5,855 por villa, desayuno incluido.

Reseña y fotos por Timothy Scott

Artículo relacionado con bienes raíces:Banyan Tree Mayakoba Residences

Vuelta a Página de Hoteles de Mexico
Vuelta a Página de Destinos


Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio