Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
mexicomexicomexicomexico
Google






Grand Velas All Suites & Spa Resort — Riviera Maya

Carretera Cancún-Tulum km 62, Playa del Carmen

Haciendo honor en todo sentido al término “gran” que compone su nombre, la versión de la experiencia Grand Velas en la Riviera Maya es grande, audaz e impactante. Este exclusivo hotel all-inclusive ofrece todo en forma exuberante y posee restaurantes que resultan unos de los mejores en toda la costa.

El primer hotel Grand Velas all–suites en Nuevo Vallarta impuso un nuevo nivel en México y demostró que un gran hotel all–inclusive podía ofrecer una experiencia tan lujosa como un hotel tradicional en el cual cada comida y bebida se debe pagar en forma individual. La versión de la costa del Caribe ha continuado con el mismo plano de grandes habitaciones con terrazas, excelentes restaurantes a la carta, pero incrementando el nivel con sus reconocidos chefs, espacios públicos de alto diseño, y una franja de playa aun mas extensa que la de su hermano.

Los 1,640 pies de playa esta salpicada con palapas, sillones con almohadones, y camas con cortinas que se hinchan con la brisa. Esta playa es mejor que la mayoría de la zona, en parte como consecuencia de la protección de largas y protuberantes bolsas de arena que parecen ballenas encalladas en la costa. Varias piscinas de natación son más populares, incluyendo la piscina enorme con un bar acuático en el sector para familias. Una piscina infinita mas pequeña de uso exclusivo para adultos con su propio bar es un sitio bienvenido para aquellos que buscan un descanso mas tranquilo y silencioso. Las 493 suites del hotel se separan en tres secciones definidas. La sección Ambassador esta dirigida a familias, el edificio Governor es para adultos solamente, y el área Master que se ubica tierra adentro – al cual se llega con un servicio de transporte sin cargo – es donde están localizadas las extensas instalaciones para convenciones y el spa. Los adultos tienen uso de todas las instalaciones sin cargo, mientras que los niños están excluidos de algunos de los lujosos restaurantes y clubes.

Tanto los niños quisquillosos como las personas con paladar refinado tendrán muchos lugares de donde elegir aquí y probablemente es adecuado asegurar que este hotel tiene la mejor selección de restaurantes en toda la costa, aun en comparación con el hotel Royal Playacar situado más al sur, los hoteles Mayakoba cercanos, y el Ritz–Carlton en Cancún. Claro que es fácil para un hotel de esta envergadura ofrecer mucha variedad, pero lo que realmente define la experiencia de cenar aquí son los increíbles interiores y el talento para las presentaciones que resultan consistentes en todos los puntos del complejo hotelero. (Es típico escuchar a los comensales remarcar que no pueden creer que este es un hotel all-inclusive).

Los comensales más sofisticados se dirigen primero directamente a Cocina de Autor, un restaurante con menú vasco diseñado por los chefs españoles Bruno Oteiza y Mikel Alonso. Piaf es un restaurante francés clásico que también es exclusivo para adultos. Dos restaurantes a la carta se encuentran disponibles para niños: el impactante restaurante Frida de comida gourmet mexicana y un lugar que ofrece comida asiática estilo fusión. El servicio es mucho mejor del esperado en un hotel tan grande, con camareros que hablan ingles con fluidez y traen una sorpresa detrás de otra con mucho estilo y profesionalismo.

Adicionalmente hay tres restaurantes informales que están abiertos durante todo el día, uno situado en cada sección definida del hotel. Muchos restaurantes tienen vista al mar y a la noche los restaurantes nocturnos son mágicos, con interiores decorados con mucho estilo que no desentonarían en la ciudad de México o en Los Angeles.

Lo mismo aplica para los cuatro bares que abren de noche — tres de ellos hasta las 2am. Estos son algunos de los más elegantes y atractivos salones de la Riviera Maya, pero sin las preocupaciones por la consumición minima o las enormes cuentas de bar.

Los restaurantes más llamativos son igualados por las habitaciones del hotel, la más reducida de 1,184 pies cuadrados. La mayoría están montadas como amplios suites junior de mármol: una sala de estar interior con un sofá cama, una cama king o dos camas queen, un escritorio, un área de estar exterior (algunos con hidromasaje o piscina de inmersión), y un enorme baño de mármol. Los baños tienen una mampara de madera que se puede abrir hacia el resto de la habitación, brindando a la persona que esta en la tina la posibilidad de ver el mar, y también contienen una ducha separada. HDTVs con pantalla plana poseen equipos de DVD y muchos canales en ingles, los minibares tienen reposición diaria de cerveza, soda, y vino, los equipos de iPod tienen excelente sonido, y hay varios aparatos mas y comodidades, tales como batas y pequeñas botellas de tequila. Cualquier pedido del extenso menú de servicio a la habitación esta disponible durante las 24 horas sin cargo adicional.

A pesar de los Master Suites son preciosos, con un estilo mas oriental y una ambientación mas relajada entre la vegetación, su ubicación tierra adentro los convierte en una clara segunda elección para aquellos huéspedes que no van a utilizar el inmenso centro de convenciones para 3,000 personas.

Las suites más amplias pueden valer el gasto adicional para algunas personas. Las suites Grand Class ofrecen mas espacio (aproximadamente 250 pies cuadrados extras), una piscina de inmersión exterior o algún tipo de hidromasaje, una TV mas grande que gira hacia la sala de estar, una botella de tequila marca Don Julio, y un vestidor. Las cortinas blackout son dirigidas a control remoto. Unas pocas suites de dos habitaciones se encuentran disponibles y hay muchas habitaciones de conexión. Todas las instalaciones permiten el uso de silla de ruedas, y todos los cuartos poseen una enorme puerta con una bisagra giratoria, pero algunos están específicamente equipados con manijas de baño también.

Como mucho de los aspectos del Grand Velas, el gimnasio aquí es más grande y mejor que en cualquier otro hotel de la costa, con una amplia selección de equipos nuevos y pesas, además de clases organizadas de yoga, Pilates, y gimnasia aeróbica. Se necesita un servicio de transporte para llegar al spa, pero una vez que arriba allí encontrará una extensa sala de hidroterapia que viene sin cargo con cualquier tratamiento pago. El kids club es grande y atendido por asistentes bilingües, deportes de agua sin motor están incluidos en las tarifas, y los bares usan marcas de licor del mejor nivel.

Durante mi visita este hotel se había inaugurado por completo hacia solo dos semanas, pero ya estaba funcionando con total eficiencia en todos los aspectos. Para algunos, sin dudas, es demasiado grande y extenso, pero en muchas maneras el Grand Velas All Suites and Spa Resort demuestra que con adecuados diseñadores, gerentes, y entrenamientos, más grande puede ser mejor también. Este hotel es significativamente más caro que las aburridas fábricas de vacaciones que salpican toda esta costa mexicana, pero en cuanto ingrese a su habitación podrá entender la razón de esto. Grand Velas es en si mismo una clase diferente de hotel.

>

Dirección de sitio web:rivieramaya.granvelas.com
Número total de habitaciones: 493
Precios publicados: $300 a $1,750 por persona, all-inclusive.

Reseña y fotos por Timothy Scott


Vuelta a Página de Hoteles de Mexico
Vuelta a Página de Destinos



Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio