Inicio
Destinos
Hoteles de Lujo
Tours de Lujo
Acerca de Nosotros
Contáctenos
ENGLISH
mexicomexicomexicomexico
Google






Royal Hideaway Playaca — Quintana Roo, México

Lote Hotelero No. 6, Desarrollo Playacar, Playa del Carmen, Quintana Roo, México

Royal Hideaway Playacar, el pionero de los resorts all–inclusive de lujo, les otorga un brillo formal a los paquetes de viajes. Como se encuentra tan cerca de Playa del Carmen, es probable que quiera hacerse una escapada a la ciudad para disfrutar de algunas comidas.

Royal Hideaway Playacar pool

Emplazado dentro de una enorme y cerrada comunidad de condominios, hoteles, y una cancha de golf, el Occidental Resorts' Royal Hideaway tiene todas las particularidades del lujo de la vieja escuela, comenzando por la recepción, con sus cielorrasos increíblemente altos, relucientes pisos de mármol, arañas, y antiguas pinturas al óleo. Los asistentes les presentan los huéspedes al personal de recepción, y el servicio sigue esa línea de formalidad, con el saludo de "Señor" o "Señorita", e incluso algunos botones visten guantes blancos.

Las habitaciones están agrupadas en construcciones de dos y tres pisos (cada una de ellas con su propio conserje). Están pintadas de amarillo manteca adornado con frontones blancos al estilo caribeño. Los senderos serpentean por encima de estanques y a través de pequeñas piscinas de natación, pero la sensación general es de formalidad y planificación –– lo cual es esencial dado que el terreno del hotel tiene una extensión relativamente pequeña. Una distribución inteligente brinda grandes espacios entre los edificios, pero la zona de playa había prácticamente desaparecido en 2009, a pesar de las feas y largas bolsas de arena parcialmente sumergidas cerca de la costa.

Royal Hideaway Playacar pool
Aquellas personas que buscan un ambiente de fiestas, muchísimas actividades organizadas, o un lugar donde sus niños puedan entretenerse no son el perfil de este prestigioso complejo hotelero. No se aceptan niños menores de 13 años y las actividades son las típicas de un club deportivo: golf, tenis, clases de cocina, y relajados paseos en bicicleta dentro de la comunidad cerrada. Las habitaciones estándar (184 de las 200 disponibles) son confortables, aunque muy oscuras, y en las tinas con hidromasaje no caben dos personas. Pero son atractivas, con sus camas acolchadas, ventiladores de techo de estilo colonial, y muebles pesados de madera oscura. Por el contrario, las junior suites de doble piso ofrecen más espacio del necesario (se puede usar una cama escamoteable para niños de 13 años en adelante), con dos baños, dos terrazas, un salón comedor o de estar, y un bar con bebidas. Las habitaciones y baños de arriba son muy similares a las de habitaciones estándar en cuanto a distribución. Las opciones más lujosas son las dos suites presidenciales y chalets de dos o tres pisos.

Royal Hideaway Playacar room
Todas las habitaciones poseen minibares con bebidas gasificadas y cervezas sin cargo, lindos artículos de tocador marca Bvlgari, cabinas con duchas separadas, equipos de música Bose con bases para iPods, y grandes roperos con batas con ribetes de seda. Todas debieran tener una pantalla ancha LCD para TV para cuando este artículo se publicó.

Royal Hideaway Playacar se ocupa de la calidad de su cocina, la cual, si bien es mejor que en la mayoría de los all–inclusives, no puede llegar a compararse con lo que sirven en hoteles más pequeños de diseño europeo y esta trabajando duro para mantener el nivel de los nuevos e impactantes restaurantes Grand Velas. El restaurante de exhibición Las Ventanas es ultra–moderno, y allí el chef estrella de Michelin elabora una versión diferente de la cocina española moderna (helado de foie gras, espumas saborizadas y preparaciones similares). Una nueva mesa con el chef aquí ciertamente resulta innovador; por el precio adecuado un grupo puede discutir sus preferencias con el chef y luego observar cómo se preparan todos los platos solicitados desde el otro lado de una pared de vidrio, mientras que una cámara web y un micrófono les permite participar de la acción.

Las opciones más corrientes — un restaurante italiano súper barroco iluminado sutilmente, una elegante opción asiática y una parrilla Caribe/mexicana junto a la piscina — tienen más éxito. Desafortunadamente, el "todo incluido" no incluye vino de primera calidad (que en México puede ser muy costoso debido a los impuestos aduaneros), y las opciones de la casa son raramente memorables. También hay un teatro con cena y un servicio de bar con comida y es notorio que ninguna de sus comidas se sirve estilo buffet, excepto el desayuno.

Royal Hideaway Playacar pool

Un tercio de los huéspedes que vienen al hotel ya se han alojado aquí anteriormente. Muchos viajeros nunca tendrán en cuenta un paquete "all–inclusive", sin importar las ventajas que pudiera ofrecer. Pero para aquellos que sí lo harían (quizás, en parte, debido al abanico de actividades disponibles en dichos resorts), Royal Hideaway Playacar continúa siendo una de las mejores opciones de este lado de México — aun cuando su visión del lujo parece haberse detenido en el tiempo.




Sitio Web: www.royalhideaway.com
Número total de habitaciones: 200
Precios publicados: $300 a $2,000 por persona, todo incluido.

Reseña por Zora O'Neill, fotos y actualizaciones por Timothy Scott.


Vuelta a Página de Hoteles de Mexico
Vuelta a Página de Destinos


Inicio | Acerca de Nosotros | Contáctenos | Hoteles de Lujo | Tours de Lujo | Mapa del Sitio