Descubra los mejores hoteles y viajes en México , América Central, y América del Sur

Hotel Villa María Cristina—Guanajuato, México

Paseo de la Presa de la Olla 76, Ciudad de Guanajuato, Guanajuato, México

Inaugurado en 2006 en la calle más prestigiosa de Guanajuato, Hotel Villa MarĂ­a Cristina recibió una nueva vida una década después con una ampliación. Esta propiedad de Relais y Chateaux ha recuperado su corona como el mejor hotel de lujo en esta importante, histórica ciudad.

Hotel Villa Maria Cristina

Cuando solo contaba con 13 habitaciones, Villa María Cristina ya era un hotel excepcional, pero con una gran expansión que triplicó el tamaño del hotel, es ahora uno de los mejores hoteles boutique en el centro de México. Desde el principio fue evidente que este lujoso hotel boutique de 13 habitaciones fue construido con lo mejor del mercado en mente, tal como lo muestran los teléfonos Bang & Olufsen en los cuartos, las tinas de hidromasaje Kohler y los artículos de tocador marca Moulton Brown en los baños. Ahora que la propiedad tiene una alberca al aire libre con calentador (sumada a una interior ya existente), un gimnasio illuminado, un segundo bar, y teatro, es la elección suprerior en la ciudad.

En general, la sensación es de una elegancia sutil y refinada que comienza en la entrada con una placa de metal y se extiende por múltiples patios qu permiten que la luz del sol ilumine balcones, sillones de mimbre y fuentes. Luego de registrarse en el mostrador con asiento individual, estará más que feliz de darle propina al botones que le espera. Las distintas estructuras dispuestas en tres niveles y medio están conectadas por una serie de escaleras. Estas escaleras se hacen sentir luego de un par de días de explorar las calles empedradas de Guanajuato. Afortunadamente la renovación ha traído varios nuevos ascensores, con lo cual aun si su movilidad es reducida, ahora puede moverse en la propiedad con facilidad.

From the balcony at Maria Cristina in Mexico

El restaurante de Villa María Cristina es, sin duda, uno de los mejores de la ciudad y sus precios son acessibles considerando el ambiente elegante. Se vuelve solitario en épocas de baja ocupación, en parte quizás porque no tiene entrada directa desde la calle. Es un elegante espacio que ocupa dos habitaciones en el segundo piso y posee arañas colgantes, una gran chimenea, elaboradas molduras, columnas en los rincones e impecable ropa blanca. Los platillos del menú giran en torno a bifes y mariscos, y cerca de la mitad son versiones modificadas de comidas locales. Tanto los platos como el servicio vienen acompañados con mucho estilo. El ampliado bar contiguo tiene la mejor selección de tequilas de la ciudad. Probablemente va a escuchar más español que inglés porque es un lugar preferido por los políticos de la ciudad a hacer tratos.

Un edificio adicional que Villa Maria Cristina sumó a su complejo es una curosidad alemana–suiza que ahora funciona con espacio funcional y un fenomenal bar llamada Caballero. Las paredes de piedra están decoradoa con arte ecuestre y recuerdos interestantes, mientras que los muebles son más parecido a los que encuentras en una hacienda más que en un hotel chic.

Maria Cristina bar Guanajuato

En la planta baja del hotel se encuentra el atractivo spa con piscina cubierta, hidromasaje, sauna, cuarto de vapor, duchas y salas de masajes. Una terraza para descansar al aire libre en el segundo piso y con vista a las monta˜as posee un Jacuzzi descubierto en el que caben hasta cuatro personas. En uno de los patios está la nueva piscina con calefacción que es al aire libre bajo el sol con bastantes reposeras. El gimnasio ahora tiene una muy buena vista detrás debido a una pared de vidrio y tiene un buen rango de máquinas. También hay un club para niños con murales personalizados y bastantes actividades para mantener ocupados a los niños—algo que nadie más está ofreciendo en Guanajuato.

Puede escoger entre una variedad de tamaños y distribuciones de habitaciones, que van de acogedoras habitaciones estándar con cama doble hasta las suites principales con jacuzzi. Además ahora hay un villa con varias habitaciones que está ubicada en frente de la montaña. Todas, excepto la moderna villa, están decoradas en un estilo discreto y relajante, con muchos blancos y cremas, cortados por la madera oscura de escritorios y mesas hechas a medida. Una serie de postigos de madera y puertas talladas con paneles de vidrio se usa para regular la luz natural, ya que la mayoría de las habitaciones originales dan a un patio en lugar de tener una ventana hacia el exterior.

Desafortunadamente, esto implica que usted deberá trabar y destrabar para estas habitaciones la puerta a cada rato, dependiendo de cómo esté vestido puede ser una aventura, porque los huéspedes que pasen por allí podrán ver hacia adentro. Por suerte, todas las habitaciones cuntan con batas (y pantuflas). También son estándar las televisiones de pantalla plana con varios canales en inglés, una buena selección de artículos de aseo, generosos vestidores con buenas perchas, cajas de seguridad electrónicas lo suficientemente grandes como para guardar una laptop, y algunos de los colchones más cómodos del centro de México.

Suite at Villa Maria Cristina

Las habitaciones que no tienen tina de hidromasaje, tienen ducha de vapor. Con solo presionar un botón y luego de una corta espera, su espaciosa ducha de mármol se convertirá en una sala de vapor muy efectiva. No obstante, si usted es de los que prefieren una tina, no tendrá suerte en una habitación estándar; deberá reservar una suite junior o una suite principal. Estas brindan más espacio y mobiliario, además de una ducha independiente y tina de hidromasaje.

En general las habitaciones nuevas y suites tiene más luz, nuevos muebles amurados y más enchufes. Más allá de eso es dificil de distiguir entre la parte vieja y la parte nueva: los arquitectos hicieron un muy buen trabajo encontrando azulejos y diseñando los pasillos para que todo parezca como que ha estado así desde siempre. Las mejores habitaciones son las suites y comparado con lo que se encuentra en Europa o los Estados Unidos, las tarifas son acessibles. Algunas tienen su propio tina remolino en un patio con una vista y una tina simple también.

La cobertura gratuita de Wi–fi se extiende por todo el hotel y hay estacionamiento es disponible en la propiedad.

El nivel de inglés que tienen los empleados todavia es irregular después de una década de operación, un señal que el mercado extranjero es todavía menor que el de hispanohablantes.

Sobre todo, Villa Maria Cristina es un hotel que ha cambiando de bueno a excelente con la expansión y renovación. Aunque los viajeros que quieran estar en el medio de la acción quizás preferirán el hotel 1850, los arquiitectos capacitados y excelente gerentes de Villa María Cristina han elevado el nivel de lo que posible en Guanajuato.

Sitio Web: www.villamariacristina.net
Número total de habitaciones:36
Precios publicados: $240 to $980 con desayuno continental.

Reseña y fotos por Timothy Scott.