Descubra los mejores hoteles y viajes en México, América Central y América del Sur


Carmelo Resort & Spa—Carmelo, Uruguay

Ruta 21, km 262, Dpto. de Colonia,Carmelo, Uruguay

Un viaje a una época más simple, este relejante Hyatt hotel es un escape tranquilo de Buenos Aires o Montevideo. Ubicado en las orillas del Río de la Plata, este resort campestre está protegido por un bosque de eucaliptos y pinos y rodeado por viñedos de uvas tannat.

Carmelo Resort & Spa

Aunque este resort de lujo está ubicado a solo dos horas en coche y un viaje en ferry desde Puerto Madero, Buenos Aires o un vuelo de 20 minutos del aeroparque Jorge Newberry, los huéspedes del Carmelo Resort & Spa sin duda se sentirán muy alejados de la vida rápida y moderna. Los miembros del jet set que buscando el brillo de Punta del Este deben quedarse en Punta del Este, debido que hay muchos más vacas en Carmelo que paparazzi. Este lugar no es para ver y ser visto, sino pero estar con la naturaleza en paz y tranquilidad para lograr una recuperación plena.

Anteriormente operado por Four Seasons, el hotel ahora es parte del grupo Hyatt, quien reiteró su compromiso a satisfacer las expectativas de los clientes para incomparable servicio y experiencias relajante. Los huéspedes pueden solicitar ser recogidos en el aeropuerto de Carmelo y el embarcadero en la histórica Colonia en un Mercedes Benz u otro coche clásico. Si están volando, se ofrece un servicio de traslado sin costo desde el aeropuerto local si se usa el avión privado del resort. Aunque algunos huéspedes llegan a Montevideo, a cuatro horas de distancia en coche. Para registrarse, le darán la bienvenida a través de una gigantesca puerta tallada a mano e importada de Bali, para pasar a un área de recepción de cuarto niveles con un lobby con una chimenea gigante de granito e impresionantes candelabros de hierro.

sala de Crmelo Resort & Spa en Uruguay

Si bien la influencia asiática en los elements de diseño no es muy entendible, especialmente para un hotel en el medio del campo uruguayo, no se puede negar que el resultado es muy imponente visualmente y cálido y acogedor. Con una construcción basado en hermosa madera de nogal brasileño, este resort en Carmelo tiene 44 habitaciones ubicados adentro de 20 bungalows privados (algunos dúplex). Los seis bungalows con vista al río estan amueblados con camas king talladas a mano, terrazas privadas, y una ducha exterior en un hermoso jardín, con una cantidad de productos de L'Occitane para satisfacer el huésped más exigente. Té helado, manzanas y un plato con nueces y frutas secas dan la bienvenida a cada huésped en su cuarto. Las suite de doble–nivel están en el mero bosque y se encuentran amuebladas con camas con doseles con cortinas de malla románticamente colgadas encima. Estas cortinas también sirven como redes para mosquitos para los huéspedes que olvidan cerrar sus puertas. Recuerda que está situado en pleno campo y nisiquera el Hyatt puede evitar que los bichos existan.

habitación del Hyatt

Si bien podría ser fácil pasar los días reposando en una silla acolchonada con un buen libro de la biblioteca del hotel o metido en una tina grande con una copa del Tannat local, el resort ofrece una lista de actividades tanto en el resort y afuera aparentamente sin fin. El Carmelo Resort & Spa tiene dos canchas exteriores de tenis iluminadas, disponibles para praticar, jugar o tomar clases con un profesional local—las raquetas y pelotas están disponibles sin costo. Los amantes de golf van a apreciar los fairways tipo hibridos Bermuda, el meticulosamente bien mantenido putting green de 1/8 pulgadas, los desafiantes bunkers de arena blanca, y los amplios lagos. Esta cancha de 18 hoyos y par 72 fue diseñado por Randy Thompson y Kelly Moran.

Otras actividades incluyen ejercitar en el gimnasio de casi 800 metros cuadrados, inscribirse en una clase de yoga gratis, zambullirse en una piscina exterior con calefacción de casi 23 metros y doble cascada, que está abierta de octubre a abril o disfrutar de la piscina interior que está reservada para los huéspedes adultos después de las 7 pm. También puedes satisfacer su experiencia gauchesca montando a caballo, practicando polo o tomando un tour de Colonia: un pueblo pintoresco protegido por UNESCO con calles empedradas y tiendas de artesanías en edificios del siglo XVI.

clase de cocina Carmelo Resort & SpaEste resort del campo provee el espacio para un escape tranquilo para parejas, pero tambien sire muy bien para las familias. Hay actividades simples como hacer sapito con piedras en el río construir castillos de arena en las orillas del río, andar en bicicleta o canoa para explorar un puerto cerca o jugar metegol o tenis de mesa. Hay actividades organizados también, como disparar la creatividad con artesanías en el club para niños o tomar clases de cocina en la cocina del resort. ¿Qué padre no quiere que su hijo regrese a clase sabiendo cómo hacer los alfajores tradicionales de la zona?

Todas las actividades pueden darle hambre y el Carmelo Resort & Spa no decepciona en términos de comida. El Restaurante Pura, decorado con influencia de Bali, ofrece auténtica comida uruguaya, con un horno de leña hecho en barro y una parilla interior donde preparan asado tradicional uruguayo. Para mayor privacidad, reserva una mesa en la esquina que tiene cortinas Batik que se pueden cerrar. La tardecita es el mejor momento de disfrutar un té en el Shiva Lounge rodeada por arte original y a la moda, incluyendo sillas con estampados animal print.

ba@ntilde;o de Hyatt Carmelo

Independientmente de lo que hagas, no pierdas una opportunidad de disfrutar de una cena privada para dos o doce con música de guitarra tradicional en el kiosko. Puedes disfrutar de un chef personal y tener el mejor lugar de la casa mientras el sol se pone sobre el Río de la Plata.

Si bien este resort tiene un ambiente mucho más casual que mucho otros de sus pares, los huéspedes que buscan relajarse no se decepcionarán.

Página Web: Carmelo.hyatt.com
Número total de habitaciones: 44
Tarifas Publicados:Desde $550 por noche

Reseña y fotos por Cathy Brown. Fotografías de la piscina y el lounge, cortesía de Four Seasons Carmelo.


Vuelta a Página de Hoteles de Uruguay
Vuelta a Página de Destinos