Descubra los mejores hoteles y viajes en México , América Central, y América del Sur

St. Regis Punta Mita Resort—Punta de Mita, México

Lot 4–H, Cond. Maestro Ramal, Carretera Federal 200, km 19.5 Punta de Mita, Nayarit

Abierto en Noviembre 2008, el St. Regis Punta Mita es el segundo hotel resort a estar ubicado en esta comunidad exclusiva y privada 26 millas al noroeste de Puerto Vallarta. Aunque hay menos celebridades que en su vecino, el Fours Seasons, su escala más íntima,la arquitectura contemporánea y su servicio de mayordomo especial de St. Regis va a atraer a los que buscan lujo discreto y lo último en privacidad.

St. Regis

Fundado en Nueva York en 1904 por John Jacob Astor, la marca de St. Regis ha tenido una rica historia que es casi mítica al asociarla con exclusividad y servicio. El St. Regis Punta Mita, el debut de la marca en Latinoamerica, no decepciona en ninguna de las dos áreas. Al entrar, la propiedad releva curvas sensuales que van a lo largo del acceso e intermitentes vistas del mar. Cuando llega al bar Altimira de la recepción, le dan la bienvenida con una toalla fría y una copa de champaña (o agua en botella o té helado). No hay un escenario desbordante con equipaje como es típico de muchas áreas de recepción. En lugar de eso, la llegada es un proceso civilizado con vista a las tres albercas infinitas y el Océano Pacífico.

Con 9 hectáreas, el St. Regis es un poco más pequeño que el Four Seasons, con lo cual existen menores probabilidades de ver carritos de golf pasando por la propiedad. Esto contribuye a un ambiente de elegancia silenciosa. Pero el servicio de mayordomo es la representacón más visible de la reputación del hotel. Los mayordomos acuden a dar la bienvenida a los huéspedes, asisten en la orientación, desempacan maletas y se aseguran de que los preparativos están a la altura de su gusto. Funcionando como asistentes personales, ellos manejan una variedad de peticiones de los huéspedes y a veces hacen mandados. Además, gracias a la introducción de aparatos inalámbricos, puede pedir cosas desde su laptop.

Los instalaciones de lujo incluyen 89 habitaciones dobles y 31 suites (incluyendo la suite presidencial), cada uno con una ducha al aire libre y vista al mar (con la excepción de cuatro habitaciones con solo una vista al jardín). Las suites incluyen un alberquita privada y/o jacuzzi. El estilo de la propiedad, creado por el arquitecto Hill Glazier con diseño de Roy Azar Architects está inspirado por el Mediterráneo, con el dramatismo morisco de techos altísimos, arcos y fierro con un toque de detalles europeos como peltre y cristal. Detalles mexicanos aparecen en las sábanas bordadas de Oaxaca y Chiapas. Las habitaciones tienen azulejos hecho a mano, televisiones planas, un vestidor grande y batas de la marca Cypress, 100% algodón.

El sistema inalámbrico es fiable aunque los enchufes eléctricos están incómodamente ubicados debajo del escritorio en algunos cuartos. Si quiere informarse sin prender su laptop, va a apreciar el periódico impreso de las noticias globales que bajan por satélite cada noche y entregan con su café en la mañana.

Los restaurantes son la parte más memorable del resort. El St. Regis ofrece una elección de tres restaurantes ademas de servicio privado en suite. El Chef Yann Giacomoni es de Niza, Francia y la cocina distintiva del resort, Carolina, se caracteriza por su uso de productos locales y orgánicos, preparados con un toque francés clásico. El Sea Breeze beach Club ofrece una cocina de alto nivel tipo bistro con vista a la Bahía de Banderas. Al lado de la alberca para familias se encuentra el más informal Las Marietas, con una cocina mexicana regional.

Las actividades para niños son menos de las que encuentra en el Four Seasons, un factor que las parejas sin niños van a apreciar. Por ahora, este hotel esta atrayendo a clientes más tipo parejas y viajes de negocios. La ausencia de niños aumenta la sensación de tranquilidad en las áreas comunes. Los que quieren más aislamiento pueden tretirarse a una cabaña privada al lado de la piscina (con un alto precio de 174 a 250 usd cada día).

La tranquilidad también es la meta del Remede Spa, que ofrece tratamientos tradicionales además de terapias más locales como en los tratamientos de Puebla Hot Stone y el Ocean pearl Body Indulgence. Las instalaciones del spa incluyen 9 cuartos para tratamientos, un sauna y áreas de baño de vapor con lounges interiores y exteriores para relajarse.

La playa, que es demasiado pequeño para larga caminatas, tiene una hermosa arena blanca en lugar de la arena dorada normalmente encontrada en la Bahía de Banderas. También es un poco rocosa y ventosa de manera que si busca la playa perfecta se decepcionará. Los amantes de la naturaleza van a apreciar la cercanía de Las Islas Marietas, una Biosfera mundial dreconocida por UNESCO además de la oportunidad de ver ballenas migratorias y delfines.

Punta Mita golf

Otras actividades incluyen opciones como los campos de golf de Jack Nicklaus además de canchas de tenis (ubicadas dentro del complejo del condominio Punta Mita) y un gimnasio con equipo de ejercicio cardiovascular y pesas. Los que buscan vida nocturna pueden pedir un shuttle o taxi a Puerto Vallarta o Bucerias.

A pesar de los actividades naturales y hechas por humanos, finalmente, este área es más para distenderse que para irse de fiesta. El St. Regis, el segundo de cuatro resorts planeados por esta comunidad privado, es un añadido que vale la pena y atrae gente buscando tranquilidad y una excepcional, pero sencilla experiencia de lujo.

Sitio Web: www.stregis.com/puntamita
Número total de habitaciones: 130
Tarifas Publicadas: $525 to $8995

Reseña y fotos por Michele Peterson