Descubra los mejores hoteles y viajes en México, América Central y América del Sur


Haciendo senderismo de Hospedaje en Hospedaje en los Andes Peruanos

Texto y Fotos por Timothy Scott

Si bien es cierto que el famoso Camino del Inca en Perú contiene más ruinas y una ruta directa a Machu Picchu a pie, este lujoso sendero Salkantay de hospedaje a hospedaje ofrece más confort y un increíble paisaje.

mountain lodges Peru trek

Acostado en un gran remolino circular, con el vapor emergiendo del agua caliente, veo los picos blancos Andinos de Salkantay y Huaymantay. Hay más estrellas de las que he visto en un buen tiempo. Una estrella fugaz rodea las montañas y desaparece detrás de ellas. ¿Será posible que estoy en un viaje de camping por seis noches? ¿Eso no implica, pues, un tanto de sufrimiento?

No este viaje organizado por Moutain Lodges of Peru. Estamos caminando desde un hospedaje al otro a través de Los Andes. Eventualmente vamos a llegar a Machu Picchu, pero por una ruta diferente que la del más conocido (y popular) Camino del Inca.

Aún si se reserva un viaje ultra–lujoso y carísimo del Camino del Inca con un agencia de tours, todavía hay que dormir en una tienda de acampar y usar el baño provisto por la naturaleza. Claro, usará copas finas llenas de buen vino, habrá un masajista cuidándolo por la noche, y alguien más se encargará de armar y desarmar las tiendas cada día. Aun así, se trata de un camping.

Reflexiono acerca de mi propio experiencia del Camino de las Incas hace unos años mientras saco mi gruesa bata y me recuesto en un edredón caliente en mi habitación, las sábanas aún calientes por la diligencia de un empleado que colocó una bolsa de agua caliente mientras yo me encontraba cenando. ¿Qué mejor que eso?

Nieve en el Verano en los Andes


Cuando empezamos en el primer día desde Cuzco, nuestro tour no se siente tan lujoso. Paramos en un mercado local, donde los trozos de animales de la sección de carne podrían molestar al peor de los carroñeros. Antes de empezamos a caminar, paramos por un café en Mollepata, un restaurante donde se ven los cuy corriendo de un lado al otro. No, no son macotas; se los cría para ser parte de la cena.

Salkantay LodgeEsta presentación es rápidamente olvidada cuando vemos los brillantes picos de los Andes por primera vez, contrastando con el celeste cielo. A 6,271 metros, Salkantay no es en lo más mínimo el pico más alto en Perú, pero se alza sobre las montañas a su alrededor.

Después de unas horas de caminar por un camino de tierra llegamos a Salkantay Lodge, que tiene las vistas de las montañas más espectaculares que se puede imaginar. Arriba, picos altos están cubiertos con nieve y glaciares, mientras a nuestro nivel el valle bucólico es dividido por flores silvestres y arroyos. Caballos y mulas pastorean tranquilamente adentro de un escenario más perfecto que cualquier pintura.

Todos los integrantes de mi grupo sonríen a medida que se separan en grupos para explorar el valle, meterse en una jacuzzi, o simplemente relajarse al lado de los grandes ventanales y la chimenea en la sala principal del chateau. Desde cualquier punto de vista, el paisaje es espectacular.

Somos un grupo diverso: una familia alemana de tres personas, un hombre de negocios de Brasil y su hermosa hija con aspecto de modelo, dos brasileños con el mismo apodo, una pareja de San Francisco, y un hombre de Austria de unos sesenta y tantos que es mi compañero de cuarto por la semana. Es un grupo modestamente pequeño, pero vamos a escalar con dos guías, dos cocineros y un equipo que guiará a las mulas.

Salkantay Peru trekPasamos dos noches en el primer hospedaje, dándonos tiempo para aclimatarnos y disfrutar el área. En nuestro primer día completo allá, escalamos varias horas y casi 450 metros a un glaciar y el lago directamente debajo. Finalmente descansamos al lado del lago, todos intentando respirar y una persona recibiendo oxígeno. Sacamos comida de nuestras mochilas — con alimentos que hemos elegido en la mañana — y absorbemos el paisaje poderoso de tallados precipicios y poderosos glaciares. Dos veces vemos un cóndor dando vueltas arriba.

Está tranquilo y silencioso hasta que escuchamos un ruido cerca, como si algo salpicara. A pesar de la cantidad de pedazos de hielos flotando en el agua, el alemán del grupo se ha desvestido y ha saltado al agua congelada para nadar.

De regreso, visitamos el hogar de una familia local, una casita de piedra con un techo de paja. Está tan oscuro adentro que no se puede ver la recámara hasta que alguien toma una foto con flash. También está lleno de humo. Un fuego de leña esta prendido todo el día para cocinar y mantener la casa caliente. Después de que mis ojos comienzan a acostumbrarse, veo que existe solo un pequeño ducto de ventilacón, todo negro adentro debido a décadas de hollín.

Cuando regresamos al chateau, la comida está servida. Devoramos una impresionante comida de ensalada de quinoa con nueces, pimientos, aceitunas y queso blanco que continúa con un plato principal de tierna res marinada y un postre de budín. Durante la cena es aún mejor, y todos comienzan a preguntarse lo mismo: ¿es posible subir de peso cuando se está escalando todos los días?

(CONTINÚA...)


Vuelta a Página de Hoteles de Peru
Vuelta a Página de Destinos